Cuando falta exactamente un año para los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno Gangwon 2024, el Comité Organizador presentó a su mascota, Moongcho, cuya misión es mostrar al mundo que los jóvenes pueden crear un futuro mejor mediante la coexistencia pacífica y la unidad a través del deporte.

 

 

La mascota, que fue elegida entre 601 candidatos que participaron en un concurso nacional, fue presentada en un acto que se celebró en el complejo de Yongpyong, en PyeongChang. Contó con la presencia de las embajadoras honorarias Kim Yuna (campeona olímpica en patinaje artístico en Vancouver 2010), y Kim Yeri (medallista de bronce en breaking en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018).

 

 

El nombre de Moongcho deriva de la palabra coreana “Moongchida”, que significa reunir varios pensamientos y poderes.