MARCELO GALLARDO BRINDÓ UNA VALIOSA CHARLA PARA JÓVENES ATLETAS

MARCELO GALLARDO BRINDÓ UNA VALIOSA CHARLA PARA JÓVENES ATLETAS Prensa COA

Marcelo Gallardo fue el invitado estelar en el Campus que se está realizando en el Centro de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD) para 480 jóvenes atletas de todo el país que sueñan con representar a la Argentina en los Juegos Olímpicos de la Juventud Dakar 2022.

 

 

Acompañado por Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino, y  Daniel Jacubovich, director general del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD), el entrenador de River se tomó un tiempo de su atareada agenda para hablar e interactuar con los jóvenes de lo que fue su carrera como futbolista profesional, de los valores del deporte y la pasión que hay que tener para lograr los objetivos.

 

 

“Marcelo, más allá de haber sido un extraordinario deportista y exitoso, tan importante como eso es lo querido que es por todos los lugares por donde pasó. Llegó a ser el entrenador que es y con los logros que tiene, pero es muy importante destacar que él siempre puso el ojo en darles oportunidades a los jóvenes para que se pudieran desarrollar y crecer”, sostuvo Werthein.

 

 

Jacubovich, en tanto, agregó: “Para nosotros, desde en ENARD, es un orgullo muy especial que ustedes sean representantes de la juventud argentina y del futuro del deporte. Ojalá que esta charla les sirva para poder repetir la sencillez y humildad que tiene Marcelo Gallardo”

 

 

Ganador de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos Atlanta 1996 y de la medalla de oro en los Juegos Panamericanos Mar del Plata 1995, el Muñeco compartió sus experiencias y fue ovacionado en el CeNARD por cientos de chicos que se ilusionan con ser deportistas de elite.

 

 

A continuación, los temas más destacados a los que se refirió Marcelo Gallardo:

 

 

Sus inicios en el fútbol profesional y el aprendizaje del camino recorrido

Ser jugador de futbol profesional fue cumplir un sueño. Antes de debutar en Primera, a los 17 años, hubo un montón de cosas que me pasaron. A los 12 años, lo único que tenía era la ilusión de poder expresarme a través del deporte. Esa fue la etapa más linda de mi vida deportiva: tenía la inocencia de jugar sin presión. El deporte, para mí, fue muy valioso en todo sentido. Me enseñó a compartir, a valorar, me educó y también me enseñó lo que es el sacrificio y la disciplina que uno tiene que tener para perseguir sus sueños. Desde ahí es donde yo veo el punto de partida: desde la ilusión y el deseo de hacer lo que a uno le gusta. Por eso a los 12 años se me despertó esa posibilidad de desarrollarme como deportista y futbolista, sabiendo que el camino iba a ser duro y de muchísima exigencia. Llegar a cumplir tu objetivo es el sueño cumplido, pero el camino recorrido lo guardo como un tesoro porque no fue fácil.

 

 

Entrenar a jóvenes y la importancia de la pasión

Los entrenadores debemos enseñar, hacer docencia y sobre todas las cosas, inculcar valores. Dentro de esos valores está la disciplina que hay que tener para desarrollar una tarea, desarrollarse deportivamente y que los chicos puedan entender que la disciplina, para salir adelante, es todo. No hay nadie que pueda salir adelante sin disciplina, esfuerzo, sacrificio y pasión para hacer lo que uno ama. Sin pasión tampoco se logra nada.

 

 

Si pensaba que iba a llegar tan lejos en su carrera

Uno, a veces, no mide a dónde quiere llegar. Tiene que ver con la ilusión de poder llegar. Muchos se conforman con llegar, otros se conforman con seguir progresando, destacándose y siendo mejor deportista y persona. Eso no tiene límites.

 

 

Representar a la Argentina y disputar unos Juegos Olímpicos

Es una de las satisfacciones más grandes que uno puede tener como deportista, sabiendo que representas a un país con mucha pasión por el deporte y sobre todo por el fútbol, que genera tanta locura. Fue una de las cosas más hermosas que me pasaron y no creo que haya algo más lindo que vestir la camiseta de la selección argentina. Atlanta 96 fue una experiencia muy linda pero lamentablemente no pudimos vivir en la Villa Olímpica, ni sentir el espíritu del deporte y poder relacionarse con deportistas de otras disciplinas. Me hubiese encantado poder tener esa vivencia. Así y todo, hicimos un gran torneo y llegamos a la final. Fue una experiencia muy fuerte y con el tiempo, ver esa medalla de plata me llena de satisfacción. En su momento, no fuimos tan reconocidos porque en el fútbol, salir segundos en este país, no existe para nada. Es como un fracaso. Y me imagino que cada uno de ustedes se debe morir por participar en unos Juegos Olímpicos y ser medallistas olímpicos.

 

 

La fortaleza mental

Sufrí muchísimas lesiones en mi carrera deportiva. No recuerdo haber jugado, durante mi carrera profesional, al 100% de mis posibilidades físicas. Siempre me costó muchísimo y no tuve un físico privilegiado. Eso me dio una enorme capacidad para revertir situaciones o salir de situaciones difíciles y me tuve que hacer fuerte mentalmente porque físicamente era débil. Eso me ayudó a hacer la carrera que hice y soportar los momentos difíciles como las lesiones, frustraciones, angustia, injusticia. Mi carrera deportiva fue muy fuerte mentalmente y físicamente no tanto, pero ahí compensé un poco el equilibrio. Llegué a dos Mundiales con dificultades físicas y cuando pensé que me quedaba afuera, tenía que tener un plus mental. Toda mi carrera deportiva fue en base de lo mental, que es algo muy importante en la vida del deportista, más allá del talento y, a veces, más importante.

 

 

Los miedos

Es muy bueno tener cierto temor. No el que paraliza y te bloquea, sino el que te moviliza, el que te da adrenalina y te pone alerta. Ese temor es bueno tenerlo porque te activa. No sientan vergüenza cuando sientan un poquito de miedo antes de una competencia, es normal.

Visto 537 veces