JULIA ARINO SE COLGÓ LA MEDALLA DE PLATA ANTE SUS COTERRÁNEOS

JULIA ARINO SE COLGÓ LA MEDALLA DE PLATA ANTE SUS COTERRÁNEOS Prensa COA

La rosarina Julia Arino ocupó el segundo puesto en la competencia de los 10.000 metros de aguas abiertas, y se adjudicó la medalla de plata en los IV Juegos Suramericanos de Playa Rosario 2019. Completaron el podio la peruana María Bramont (oro) y la brasileña Aricia Fatzaun Peree (bronce). La otra argentina que compitió, Érika Jensen, quedó a un paso de las medallas ya que ocupó el cuarto lugar.

 

 

Al bajar del podio, Arino contó que “fue una carrera dura porque nadé prácticamente sola durante todo el recorrido, pero por suerte pude meterle fuerte hasta el final y la suerte me acompañó. Le quiero agradecer mucho al público que vino a acompañarme. Me puse muy contenta cuando vi una bandera que decía “Vamos Cuqui”, eso me dio más fuerzas aún. La competencia no nos da tiempo para festejar porque ahora vamos al hotel para hacer un poco de kinesiología porque mañana tengo que volver a competir”.

 

 

Jensen confesó que “analizándola en frío creo que hice una buena prueba. Pude mantenerme con el pelotón, cosa que ayer me costó un poco más. Pasé más rápido que ayer los 5 kilómetros y eso me deja bastante conforme. Cuando una sale del agua y no logró lo que quería se pone mal, pero después cuando lo analizas más tranquila te das cuenta de que todo sirve y que hay que ir sumando experiencia”.

 

 

En la prueba masculina, ecuatoriano Esteban Enderica, relegando al segundo y tercer puesto a los venezolanos Diego Vera y Wilder Carreño. Los argentinos Matías Díaz Hernández y Joaquín Moreno Muñoz terminaron séptimo y noveno, respectivamente.

 

 

Díaz Hernández comentó que “fue una carrera muy fuerte, pero de muy buen nivel. El ecuatoriano salió a nadar muy fuerte y pudimos seguirle el ritmo durante dos de las seis vueltas. Vi que se me había escapado el pelotón, y sin embargo recuperé bastante, logré meterme entre los tres primeros cuando faltaba una vuelta y no terminé tan lejos de los punteros. Por eso me voy contento. Ahora hay que descansar porque mañana corremos la posta”.

 

 

Moreno Muñoz sostuvo que “salí fuerte, sin guardar nada, pero en los últimos metros gasté todo, me empezó a “doler” la carrera, costó bastante y no pude cerrarla como quise. Creo que cometí un gran error al no poder hidratar en la última parte, y 20 minutos sin tomar nada es lo peor que pude hacer. Esto te da mucha bronca, pero te sirve como experiencia. Ya sé algunas cosas que no tengo que volver a repetir”.

Visto 891 veces