JAVIER JULIO, EL HOMBRE DE BRONCE

Javier Julio, el máximo medallista en Toronto 2015 con tres preseas de bronce. Javier Julio, el máximo medallista en Toronto 2015 con tres preseas de bronce. Prensa COA / ENARD

Javier Julio obtuvo tres medallas de bronce en los XVII Juegos Panamericanos Toronto 2015. Las pruebas fueron overall, slalom y figuras de esquí acuático.

 

El multimedallista se sostuvo que “estoy muy feliz, es difícil expresarlo en palabras” y añadió “fue una competencia muy dura, un Juego Panamericano nunca es fácil”.

 

“Tener tres medallas colgadas no estaba en los planes. Pensaba pelear un oro en overall (prueba que suma los puntos de figura, slalom y salto) pero por una muy mala performance en figuras que quedé fuera de la pelea por el oro y tuve que buscar el bronce” dijo Julio.

 

 

Sobre la final de overall explicó que “fue muy dura, comencé muy bien en slalom, pero después en figuras (que es mi fuerte) me fue muy mal, no fue mi día y quedé fuera de la pelea del oro y la plata, hasta con chances de quedar cuarto. Salto con rampa, iba a definir todo para pelear el bronce, y se dio”.

 

“Quería defender el oro de Guadalajara pero me di cuenta que soy humano, que no se puede ganar todo y entendí que debía ponerme contento con el bronce que era una medalla más para mi país” señaló Javier.

 

Respecto a la presea ganada en Slalom, recordó que “mi primer medalla de República Dominicana en 2003 fue de slalom, siempre es muy difícil para mí porque soy overallista y en slalom compito con especialistas que son más altos y entonces las chances de podio están más lejos. Slalom es una disciplina que me fascina, le dedico muchas horas  y sentí que podía darse un podio como broche para terminar la carrera”.

 

Mientras que “en la final de figuras competía contra dos bestias, ya sabía que ni haciendo mi mejor rutina podía alcanzarlos. Fue mi mejor participación en figuras y me dio el bronce. No tenía para más, me fui muy feliz”.

 

A la hora de los agradecimientos, declaró que sin el apoyo del Comité Olímpico Argentino: “no estaría aquí, esa es la realidad. Empezó todo en el año 1995 con el apoyo de la Secretaría de Deporte y el Comité Olímpico Argentino y desde hace 4 o 5 años que está el ENARD el apoyo ha mejorado para todos los deportistas. Sin esos tres organismos no estaría aquí. Mi agradecimiento es inmenso y eterno”.

 

 “Es mi último Juego Panamericano y terminar la carrera de esta manera es maravilloso ¡qué más puedo pedir!” enfatizó Javier Julio y cerró diciendo que “no sé cómo expresar la felicidad por mí, por mi deporte y por Argentina”.

 

Visto 3057 veces