LA SELECCIÓN ARGENTINA DE FÚTBOL PERDIÓ CON AUSTRALIA EN EL DEBUT

AFA AFA

El seleccionado Sub 23 de fútbol de la Argentina perdió ante Australia en su debut en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por 2 a 0, en un cotejo por el grupo C de la competición que se disputó en el estadio Sapporo Dome. 

 

 

El próximo rival de la selección nacional será Egipto, el domingo a las 4.30 de la madrugada argentina, donde no tendrá margen de error si quiere mantener chances de pasar de ronda. El conjunto africano viene de empatar en la primera fecha con España, sin goles. 

 

 

Esta fue la primera derrota de Argentina ante Australia en Juegos Olímpicos. Los argentinos se habían impuesto en Atenas 2004 y Beijing 2008, en ambas por 1-0.

 

 

En el primer tiempo, Argentina dominó el juego y tuvo el balón buena parte del tiempo pero no logró marcar, pese a que tuvo algunas chances, ante una Australia que fue contundente, aprovechó sus muy buenos primeros 15 minutos y preocupó cada vez que se lo propuso. 

 

 

Por si fuera poco, en el tiempo adicionado, el defensor Francisco Ortega vio la tarjeta roja por doble amonestación. 

 

 

El equipo conducido por Fernando Batista tuvo un inicio con ciertas dudas en la marca y en el juego, algo que Australia aprovechó y no se lo perdonó. 

 

 

A los 14 minutos, un pelotazo frontal largo a la espalda de De la Fuente fue aprovechado por Joel King, que llegó hasta dentro del área argentina y envió un centro rasante para el solitario ingreso de Lachland Wales, que marcó el 1-0. 

 

 

Sacudido por el gol en contra, Argentina se adelantó unos metros para ir en busca del empate y se desprotegió en el fondo, lo cual Australia aprovechó para contraatacar y generar sobresaltos a la defensa albiceleste y al arquero Jeremías Ledesma. 

 

 

Fernando Valenzuela, a los 17m., en  una gran acción individual, ingresó por derecha y remata de zurda, pero el defensor Thomas Deng despejó la pelota afuera. 

 

 

El equipo de Fernando Batista tenía más la pelota, pero no era claro y le faltaba generación de juego colectivo en los metros finales, por esa razón, dependía de las individualidades. 

 

 

En la situación más clara de empate, Ezequiel Barco casi marca un verdadero golazo. Recostado sobre el costado izquierdo, castigó con un fuerte derechazo que se estrelló en el travesaño, ante la atónita mirada del arquero australiano. 

 

 

Con el tiempo cumplido, Ortega cometió una falta sobre Atkinson, que le valió la tarjeta amarilla. Antes de que se reanude el juego con el tiro libre, en una jugada confusa dentro en la cual se empujaban Ortega y McGee, el árbitro serbio Srdjan Jovanovic amonestó a ambos y el defensor argentino tuvo que dejar la cancha expulsado. 

 

 

En el segundo tiempo, el partido tuvo las mismas características de los primeros 45 minutos iniciales, con Australia presionando y desbordando por los laterales en busca de ampliar la ventaja y una Argentina que con el correr de los minutos tomó el dominio del juego y fue decidido en busca del empate. 

 

 

El gran esfuerzo argentino hizo que no se note el hombre de menos en los primeros minutos, pero el desgaste se hizo sentir sobre el final, donde a pesar de mantener el control del juego, no tenía fuerzas para quebrar la última línea australiana y le costó mucho generar situaciones de gol.  

 

 

Por el contrario, Australia fue más practico y exigió al arquero argentino en varias oportunidades. Ledesma tapó un remate de Riley McGree, la figura del partido, desde el borde del área chica y luego casi es sorprendido por el mismo jugador con un remate desde más de 30 metros.  

 

 

Marco Tilio, quien había ingresado un minuto antes, aprovechó un pase al medio de Mitchell Duke y, con una precisa definición de zurda, convirtió el 2-0 australiano, a los 35 minutos. 

 

 

A partir de los dos goles de desventaja y abatido por el cansancio, el equipo argentino se replegó, cuidó que el resultado no sea más abultado, ya que la diferencia de gol puede jugar un papel importante en la clasificación a la siguiente ronda. 

 

 

-Síntesis- 

 

Argentina: Jeremías Ledesma; Hernán De La Fuente, Nehuen Pérez, Facundo Medina y Francisco Ortega; Fausto Vera y Santiago Colombatto; Fernando Valenzuela, Alexis Mac Allister y Ezequiel Barco; Adolfo Gaich. DT: Fernando Batista. 

 

Australia: Thomas Glover; Nathaniel Atkinson, Harry Souttar, Thomas Deng y Joel King; Riley McGree, Connor Metcalfe, Denis Genreau; Daniel Arzani, Mitch Duke y Lachlan Wales. DT: Graham Arnold. 

 

Gol en el primer tiempo: 14m. Lachlan Wales (Aus).

 

Gol en el segundo tiempo: 34m. Marco Tilio (Aus). 

 

Cambios, en el segundo tiempo, al inicio, Ezequiel Ponce por Valenzuela (Arg), 17m. Marcelo Herrera por De la Fuente (Arg), 27m. Caleb Watts por Wales (Aus),  33m. Martín Payero por Mac Allister y Tomás Belmonte por Colombatto (Arg), 34m. Nicholas D’Agostino por McGree y Marco Tilio por Arzani (Aus), 37m. Pedro De la Vega por Barco (Arg) y 43m. Keanu Baccus por Genreau (Aus). 

 

Amonestados: Gaich, Medina y Ponce (Arg); Duke, McGree, Atkinson, Metcalfe, Genreau y Watts (Aus). 

 

Expulsado, a los 45m. del primer tiempo, Francisco Ortega (Arg). 

 

Arbitro: Srdjan Jovanovic (Serbia). 

 

Estadio: Sapporo Dome. 

Visto 341 veces