ARQUITECTURA PARA EL DEPORTE

Por el Arq. Alejandro Bolgeri

 

La realización de la arquitectura para el deporte de hoy no debe solamente estar limitada a la concreción de excelentes monumentos para las disciplinas determinadas, sino que deberán ser la sumatoria de todos los conceptos ya conocidos, estudiados y porqué no, fundamentados en la relación Olimpismo - Medio Ambiente - Barreras Arquitectónicas.

 

Cuando las autoridades de una ciudad pretenden lanzar la candidatura para unos juegos, no solamente deberán pensar en los parámetros económicos necesarios para los distintos cambios edilicios, nuevas construcciones y mejoras a realizar, sino también resulta por demás obligatorio trabajar en los análisis de los distintos componentes que interactúan en la misma.

 

 

Saber qué se tiene y que valor significativo resulta de la transformación de una urbe, tiene hoy una importancia más que relevante.

 

Ya no se trata de pensar que el antes y el después de una multifiesta deportiva tendrá como resultado una ganancia significativa en el orden económico, y a que a ello se le sumará la presencia de un número importante de escenarios deportivos, nuevos o reciclados, mejoras generales en infraestructuras de servicios, redes y rutas entre otras y un sinfín de etc. Ahora merece considerarse fundamentalmente que una movida como la que se piensa deberá dejar sobretodo, el legado de una mejora en la calidad de vida de la totalidad de esa población.

 

Todos los condicionantes a manejar para los atletas participantes, deben ser la base del modelo de cambio que debe recibir la ciudad toda.

 

Los conceptos de: medio ambiente, sustentabilidad, impacto ambiental, polución acústica, visual y otros. Cuidado de los medios de transporte, habitabilidad, energías alternativas y renovables, barreras arquitectónicas, relación de distancias, caminos, senderos peatonales, ocio recreativo, las distintas escalas y relación con el ser humano, junto con un profundo estudio socio-económico, serán hoy los elementos preponderantes a colocar como reglas básicas para el comienzo del profundo estudio de base. Será el comienzo de una tarea que tiene por fin la realización de un gran y sano ”sueño”. El de un JUEGO en sus distintas escalas.

 

Cuando una Entidad Madre, como el CIO, ODEPA, u otra; otorga a una ciudad el privilegio de ser sede, la postulante, sin lugar a dudas, recibe un regalo único de enorme dimensión, permitiéndole así realizar un gran festival deportivo con la especial oportunidad de mostrarse al mundo.

 

En los parámetros enunciados al comienzo la propuesta debe desarrollarse de forma realista de  acuerdo a lo que e posible realizar dentro del marco de la situación económica y sin hacer mayores promesas que aquellas que realmente se puedan cumplir.

 

Tomando conciencia de la magnitud del compromiso asumido con la comunidad deportiva en general, el trabajo debe ser ferviente y responsable, para poder ofrecer a todos los participantes el mejor confort durante su estadía y por supuesto tratar de asegurar  un buen desarrollo de las competencias.

 

El magnífico espíritu que fundamenta este concepto anterior, se apoya vigorosamente teniendo en cuenta la idea de que debe primar en todo evento deportivo una convivencia pacífica y fraternal; donde se comparten ansiedades, emociones, penas y alegrías, se exaltan valores morales que surgen de dicha convivencia y se fortalecen lazos de unión entre los pueblos.

Todos los criterios y conceptos enunciados, también deberán ser tenidos en cuenta en el momento del estudio y proyecto de los distintos escenarios deportivos.

 

Sin lugar a dudas, que cada una de las unidades de competencia y entrenamiento deberán ser situadas y concebidas para ser lo más funcional posible; fundamentalmente tendrá en cuenta el espacio verde circundante y tal vez lo más importante será su utilización en una gran variedad de funciones una vez finalizada la contienda deportiva. Tendrá que poder utilizarse para el deporte, el arte, el comercio, las exposiciones, actividades recreativas, el turismo nacional e internacional, la música, el teatro y para el disfrute del público a cualquier escala.

 

Indiscutiblemente, una preparación de ésta naturaleza da lugar a un sinnúmero de actividades porque entran en juego no solamente los diseños de las obras civiles, sino también la gráfica, el diseño industrial, la ornamentación, señalización, distintas actividades y ceremonias complementarias.

 

Queda claro entonces, que todo objetivo que se quiera concretar se debe elaborar a través de un programa ordenado, que surge del análisis de la actividad que permita la planificación y determinación de pautas rectoras para las instalaciones deportivas, que tendrán urbanísticamente articulación entre ciudad, entorno natural, red de servicios, vías de comunicación, y control ecológico.

 

Alejandro Bolgeri

Presidente de Feva- Federación del Voleibol Argentino, durante dos períodos: 2003-2007 y 2007-2011.

Vicepresidente de la Confederación Sudamericana de Voleibol desde 2012 continuando en la actualidad

Consejero del Comité Olímpico Argentino desde el año 1996 continuando en la actualidad.

Tesorero del Comité Olímpico Argentino desde 2010 continuando en la actualidad.

Visto 5452 veces