FALLECIÓ ROSENKJER, MÁXIMO REFERENTE DEL SKI ALPINO NACIONAL

El Comité Olímpico Argentino (COA) expresa un sentido dolor ante el fallecimiento de Pablo Rosenkjer, representante olímpico en esquí alpino en los Juegos de Saint Moritz 1948 y Oslo 1952. Además, fue el máximo dirigente del esquí deportivo argentino, mérito que fue reconocido por esta entidad con la Distinción a Trayectoria como Dirigente Deportivo. Fue presidente de la Federación de Ski y Andinismo (FASA) por más de una década y fue el único argentino en integrar el Consejo de la Federación Internacional de Ski (FIS).

 

 

En el invierno de 1947, tras el fallecimiento de su padre, se clasificó a 2ª categoría en esquí alpino lo que le permitió que su profesor y entrenador, Antonio de Pellegrín, lo incluyera en la delegación argentina de los Juegos Olímpicos de Saint Moritz 1948.

 

 

Compitió hasta 1960 en el primer nivel del esquí alpino argentino. Ganó 18 títulos, 7 en slalom, 5 en gigante y 6 en la combinación alpina. Solo es superado en el historial nacional por Cristian Simari Birkner. En esos años, también ganó el Kandhar de los Andes, participó en numerosas competencias internacionales en Chile, en el campeonato de Chacaltaya, Bolivia y en los Juegos Olímpicos de Oslo 1952.

 

 

En 1956, junto a Carlos Sonntag, Gino De Pellegrín, Aristeo Benavidez y otros instructores de esquí refundó la Escuela de Esquí Catedral, a la cual posteriormente se incorporaron sus creadores, Gustavo Kammerer y Jorge Volkner. Durante 5 inviernos, desde 1961 a 1965 trabajó como instructor de esquí y director de la escuela de Antillanca, Chile.

 

 

En 1966 fue nombrado entrenador del equipo argentino que concurrió al Campeonato del Mundo llevado a cabo en Portillo, Chile.

 

 

Dividía su tiempo entre el negocio de deportes y artículos regionales que administraba junto a su esposa y la dirigencia deportiva en la comisión directiva del Club Andino Bariloche (CAB) y en la FASA.

 

Se recibió de director técnico FIS y homologó, por intermedio del CAB, las pistas de esquí de Catedral para las competencias internacionales. Promocionó las pistas locales como alternativa de entrenamiento de los equipos europeos de esquí alpino, logrando la visita de numerosas delegaciones del hemisferio norte. Apoyó la creación de un gran equipo nacional de esquí, integrado entre otros por Carlos “Cali” Martínez, Juan Angel “Peti” Olivieri y Luis “Gringo” Rosenkjer.

 

 

Pablo Rosenkjer dominó, además del castellano, 4 idiomas: inglés, danés, italiano y alemán lo que le permitió tener una rápida inserción en el mundo de la FIS y accedió a su consejo directivo en 1985, al mismo tiempo que la Copa del Mundo arribaba a Sudamérica.

 

 

Las Leñas, a semejanza de Catedral en los años 70, creció vertiginosamente y convocó a deportistas de primer nivel internacional. Se organizaron cuatro descensos por la Copa del Mundo de varones durante los inviernos de 1985 y 1986, a un costo millonario debido a la deserción a último momento de La Parva y Robles Catedral. Asimismo, el clima no acompañó: hubo problemas con la nieve y sobre todo mucho viento durante los días de competencia.

 

 

En todas estas competencias Pablo lideró un equipo de expertos, que caló hondo en la historia del esquí: Ricardo Servente, José Luis Marcó, Odette Duh, Eduardo Do Porto y Ernesto Löwenstein.

 

Durante los 25 años en los que Rosenkjer integró el máximo ente regulador del esquí deportivo internacional, consiguió numerosas becas, intercambios y apoyo en equipamiento para los deportistas argentinos.

 

 

Pese a su esfuerzo por el desarrollo de esquí deportivo argentino, nunca logró que tenga trascendencia más allá de las pistas de Catedral, Chapelco o el Cerro Castor, donde se organizan competencias FIS en invierno.

Visto 239 veces