Gran gesto de Scola: Crismanich será el abanderado en la ceremonia de clausura

En un gesto que lo honra, el capitán del seleccionado argentino de básquetbol, Luis Scola, le cedió al taekwondista Sebastián Crismanich, único campeón olímpico argentino en Londres 2012, la portación de la bandera en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos.

 

Scola, de 32 años, había sido designado como cabeza de la delegación argentina para el cierre por su liderazgo en la Generación Dorada, que mañana buscará una medalla por tercer Juego Olímpico consecutivo.

El pivote, que ganó la presea de oro en Atenas 2004 y se adjudicó la de bronce -que intentará repetir mañana- en Beijing 2008, por decisión propia, delegó su protagonismo en Crismanich, primer atleta argentino en ganar una medalla de oro individual luego de 64 años, con su consagración en la categoría hasta 80 kilos de taekwondo.

Este hecho mereció el reconocimiento del presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), Gerardo Werthein, quien en pocas palabras resumió la actitud del basquetbolista: “Luis Scola le cedió la bandera a Crismanich, muestra la calidad de un grande del deporte. Gracias”.

Visto 4966 veces