Calabrese y De La Fuente no ocultaron su alegría

“Merecimos la medalla de punta a punta”. Esas fueron las primeras palabras de Lucas Calabrese, a poco de bajar del podio, en la ceremonia de premiación, luego de haberse colgado la medalla de bronce, junto a Juan De la Fuente, al terminar terceros en la Medal Race de la Clase 470 de vela.

 

El debutante en Juegos Olímpicos, de 25 años, agregó enseguida que “fuimos el tercer mejor equipo del campeonato y vivimos días de muchísima tensión”, haciendo hincapié en el gran esfuerzo que realizaron durante la preparación previa a estos Juegos y dedicó la medalla a quienes lo siguieron por televisión en Argentina: "Todo el trabajo que hicimos desde 2008 en adelante dio sus frutos, estoy muy contento y espero que la gente en la Argentina haya disfrutado".

“La vela argentina sigue trabajando seriamente, sigue dando resultados. Demostramos que se puede luchar con los países fuertes si se trabaja en forma seria y consistente”, agregó De la Fuente, quien el miércoles próximo cumplirá 36 años. De la Fuente, abogado de profesión, diferenció la coronación respecto de la alcanzada junto a Javier Conte, en la misma clase, en Sydney 2000, al decir que “esta es diferente porque en aquella ocasión dimos la sorpresa con la medalla de bronce. Esta vez, sabíamos desde un principio que ganaríamos una”.

Por último, lamentó “el error de la vuelta de campana en la segunda regata, que nos relegó en la lucha por el oro y la plata”, finalmente ganadas por las embarcaciones de Australia y Gran Bretaña. “De no ser por esa tumbada, hubiéramos luchado por la medalla de oro. Por eso, a nuestra actuación le pondría un ocho", calificó.

Visto 4384 veces