La mascota que nació en Argentina para celebrar el deporte y la igualdad

El Comité Organizador Buenos Aires 2018 ha lanzado la mascota Olímpica de la juventud. Inspirada en el yaguareté, uno de los felinos más emblemáticos de los que habitan en Argentina, la mascota busca que los jóvenes abracen al deporte como herramienta para construir un mundo mejor, a la vez de concientizar sobre los peligros que enfrenta esta especie.


 
La mascota llevará el nombre de #Pandi, con un “hashtag” inicial para mostrar su fuerte perfil digital.


 
En el cortometraje animado de su presentación, la mascota no baja los brazos ante los desafíos que se le presentan mientras intenta alcanzar un puñado de lazos de colores que simbolizan a Buenos Aires 2018.


 
En su carrera utiliza la energía positiva de los deportes en el programa Olímpico de la juventud para sortear toda clase de obstáculos. Se abre camino utilizando un paso de breaking; muestra su destreza al saltar sobre varias vallas; vence a la gravedad con una garrocha; y trepa rápidamente como en la escalada deportiva.


 
Ni el cansancio le impide llegar a la meta, en el Obelisco de la ciudad de Buenos Aires, donde es abrazado por los lazos para convertirse en la mascota de la tercera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud de verano.


 
Por su perseverancia y el espíritu festivo que expresa cuando alcanza su objetivo, #Pandi simboliza el anhelo de Buenos Aires 2018 de que la primera edición de una celebración Olímpica con estricta igualdad de género sea una fuente de inspiración para la construcción de un mundo mejor a través del deporte.


 
“Como los atletas juveniles que dejan lo mejor de sí para clasificar a los Juegos, la mascota de Buenos Aires 2018 busca inspirar a los jóvenes sobre el poder transformador del Olimpismo y del deporte”, dijo el presidente del Comité Organizador Buenos Aires 2018, Gerardo Werthein.

 

Las mascotas Olímpicas son embajadoras de los Juegos, y tienen un rol fundamental en la divulgación del mensaje del evento y de los valores Olímpicos de amistad, respeto y excelencia entre las diferentes audiencias, especialmente los niños y los jóvenes.


 
La subsistencia del yaguareté, que habita zonas del norte de Argentina, se encuentra en peligro fundamentalmente por la acción del hombre. Varias Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) han advertido del riesgo de su desaparición por la destrucción de su hábitat y la cacería.


 
La mascota de Buenos Aires 2018 fue diseñada por la agencia argentina Human Full Agency bajo la dirección creativa de Peta Rivero y Hornos. En tanto, el cortometraje animado fue realizado por la productora local Buda TV.

 

 

Visto 681 veces