CRISMANICH: “PIENSO MAS EN LO QUE QUIERO SER, QUE EN LO QUE FUI”

Sebastián Crismanich, en guardia para defender su título. Sebastián Crismanich, en guardia para defender su título. Prensa COA

Sebastián Crismanich es un hombre de oro. Luego de la medalla de plata que logró en los Suramericanos de Buenos Aires, allá por 2006, nunca más bajó del escalón más alto del podio en los Juegos siguientes: ganó el oro en los Suramericanos de Medellín 2010, en los Panamericanos de Guadalajara 2011 y en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Una marca que pretende igualar en el presente ciclo olímpico.

 

 

Santiago 2014 lo vio otra vez en la cima del podio. Lo analizó así: “Fue una jornada intensa, en la que realicé tres combates. Empecé muy bien, poco a poco fui ganando confianza. Mi intención era poder desplegar todo lo nuevo que vengo realizando: estrategias nuevas, técnica nuevas. Y ponerlas en práctica en estos Juegos”.

 

El correntino agregó que “sabía que iba a tener una final bastante dura porque por la otra llave venían dos campeones Panamericanos. Con cualquiera de los dos iba a tener un marcador bastante cerrado, pero la idea era hacerlo con la mayor intensidad posible para probar el físico al máximo. Por suerte se fueron dando cada uno de los pasos que nos propusimos. Y todo eso desencadenó en una final muy vibrante, con el público a mi favor. Todos los chilenos gritaban por mi, algo que no pasa habitualmente”.

 

Sobre el combate por el oro señaló: “Pude disfrutar de esa pelea que fue tan intensa, a pesar de que arranqué seis puntos abajo. Logré remontarla, luego pasé al frente, y sobre el final me empató. Así llegamos al cuarto round, y con una patada que conecté al rostro de mi rival pude llevarme la medalla de oro”.

 

Con miras al futuro sostuvo que “este es el primer escalón hacia mi gran objetivo: brillar nuevamente en un Juego Olímpico. Para eso hay que ir dando pequeños pasitos en los Suramericanos, en los Panamericanos. Dar este primer paso con una medalla de oro me da más confianza para encarar este nuevo ciclo olímpico que se presenta con oportunidades nuevas, con competidores nuevos”.

 

Cerró diciendo que “sabía que iban a estar todas las miradas puestas en mi, por ser el último campeón olímpico, pero son cosas que uno tiene que dejar de lado para que no te generen una presión extra. Simplemente había que pensar en lo que vine a buscar y en cómo lo iba a lograr, elaborando estrategias para eso. Y pensar en lo que quiero ser más que en lo que fui”.

 

Visto 3829 veces