MEDALLAS DE TODOS LOS COLORES PARA EL BOXEO

Yamil Peralta, sonrisa y puños en alto para festejar su victoria. Yamil Peralta, sonrisa y puños en alto para festejar su victoria. COSAN 2014

Una medalla de oro, otra de plata y cinco de bronce se llevó de Santiago 2014 la delegación de boxeo que compitió en el primer eslabón de un nuevo ciclo olímpico, el que culminará en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

 

Yamil Peralta, en la la categoría crucero - hasta 91 kilos, fue quien subió al escalón más alto del podio y tras la ceremonia de premiación comentó que “sabíamos que el chileno (por Miguel Ángel Véliz Correa) era fuerte. Ya lo habíamos visto en las peleas anteriores que iba al frente. Y si bien eso cae bien para mi boxeo, porque soy más largo y trabajo sobre la distancia, él tiraba duro y se venía con todo encima mio empujado por el público que lo alentaba”.

 

 

El hombre nacido el 16 de julio de 1991, en Tres de Febrero, añadió que “escuchaba el aliento de mis compañeros y eso me incentivaba para seguir adelante con la idea de llevar la medalla de oro para la Argentina. Me lesioné la mano derecha, dolía bastante, pero la alegría por este triunfo supera cualquier dolor”

 

La cordobesa Dayana Sánchez, de 21 años, confesó que “la pelea final (ante la colombiana Jhennifer Cáceres) fue muy pareja y me voy satisfecha porque puse lo mejor de mi y, aunque no era lo que venía a buscar, me conformo con esta medalla de plata. A Cáceres ya la conocía. Peleamos en Venezuela y le gané, pero en esto se gana y se pierde, y esta vez me tocó perder”.

 

Dayana es hija de un boxeador y tiene una hermana (Leonela) que también practica el deporte de los puños. Antes de recibir la medalla plateada en manos del secretario general del Comité Olímpico Argentino y vicepresidente de la Odesur, Mario Moccia, dijo que “voy a seguir trabajando fuerte, porque esto me da más experiencia y más ganas de crecer”. En agosto participará con su hermana en el Nacional de Formosa; en septiembre estarán ambas formando parte de la selección nacional en el Continental de Trinidad y Tobago y en octubre, representarán al país en el Mundial de Boxeo en Corea.

 

Facundo Ghiglione se quedó con la medalla de bronce en la categoría pesado - más de 91 kilos. El hombre de Dolores contó que “lo importante era llegar a esta competencia bien preparado y al menos pude subir al podio, al perder con un ecuatoriano en semifinales. Creo que la experiencia más linda que he vivido, tanto en lo deportivo como en lo personal, es haber venido a estos Juegos. Ahora hay que trabajar para seguir sumando”.

 

Otro que subió al tercer escalón del podio fue Fernando Martínez, en mosca - 52 kilos. El porteño dijo: “Venía de una lesión y en estos Juegos sentí la falta de competencia. Quedé libre en la primera ronda y luego perdí en semifinales. Insisto, me faltó un poco más de ring, de pelea. Gracias a Dios podemos llevar esta medalla de bronce para Argentina, que es importante”.

 

Brian Núñez, bronce en peso ligero - 60 kilos, reconoció que “si bien hice una sola pelea, contra el brasileño Robson Conceicao, fue muy pareja. Y Robson terminó llevándose la medalla de oro. Había peleado con él en la Liga, fue medallista de plata en el Mundial y es un hombre con mucha experiencia. Estoy muy contento por la medalla y por la pelea que hice”.

 

Una de las dos medallas de bronce en la categoría welter ligero - 64 kilos quedó en poder de Alberto Palmetta. El pugilista de Becar señaló que “el sorteo no me dejó pasar ninguna ronda libre. En cuartos de final le gané al peruano César Díaz Caro y en semifinales perdí con el ecuatoriano Jonathan Valarezo, a quien nunca había enfrentado y quien se llevó la medalla de plata. Fue un rival difícil, zurdo como yo, manejaba muy bien la distancia y pegaba duro. Como experiencia para mi máximo objetivo, que son los Juegos Olímpicos de Río, suma un montón”.

 

La única mujer en ganar una presea de bronce fue Clara Lescurat, en la categoría gallo - 51 kilos. La porteña confesó que “me voy satisfecha, contenta, porque esta fue mi primera salida internacional. Había visto un video de mi rival, pero nunca había peleado con ella. Tiene muy buena técnica, es rápida de piernas, tiene experiencia y demostró todo eso llevándose la medalla de oro. Por eso me voy conforme, enfrenté a una muy buena rival”.

 

Visto 2374 veces