LILLEHAMMER 2016: DEL SUEÑO A LA REALIDAD

Carolina entrevistada por Channel One de Rusia. Carolina entrevistada por Channel One de Rusia. Prensa COA

Luego de haber participado en los Juegos Olímpicos de la Juventud Nanjing 2014, en el Programa de Jóvenes Periodistas realizados por el Comité Olímpico Internacional (COI), para un selecto grupo de 35 jóvenes profesionales de todo el mundo, tuve el privilegio de ser una de las 15 reelegidas para Lillehammer 2016.

 

Esta vez, la experiencia fue totalmente diferente por tratarse de deportes de invierno y por tener que enfrentarme a temperaturas extremas que oscilaron entre los cinco y dieciocho grados bajo cero.  Mientras que en Nanjing se trató de un entrenamiento para cubrir un evento internacional en tiempo real, brindado por seis profesionales de reconocido prestigio y una extensa trayectoria en el ámbito de la televisión, la prensa escrita, las redes sociales y la fotografía, en Lillehammer se aplicó toda esa experiencia adquirida trabajando a la par del equipo de prensa del COI.

 

 

En lugar de rotar en cinco grupos durante dos o tres días, como ocurrió en Nanjing, en Lillehammer me especialicé en una única disciplina: la fotografía, además de manejar las redes sociales, que se convertirían en un componente integral de mi cobertura. Esto me permitió trabajar más de cerca con mi mentor, Nick Didlick, perfeccionar mis habilidades fotográficas y lograr combinarla con mi profesión como periodista.

 

También escribí seis historias sobre atletas de Argentina, Chile, Colombia y México, que se publicaron en el sitio web del COI. Entrevistar a esos jóvenes deportistas fue mucho más satisfactorio que escribir o ilustrar una simple historia deportiva. Al hablar con ellos, pude percibir su motivación, dedicación, entusiasmo, los desafíos a los que se enfrentaban y los sueños de esos talentosos adolescentes que en un futuro podrían ser un ejemplo a seguir en sus respectivos países.

 

Previo a los Juegos, nuestros mentores nos advirtieron de las condiciones climáticas hostiles de la cobertura de los Juegos Olímpicos de Invierno. Una vez en la ciudad noruega, y a medida que iban transcurriendo los días, pude realmente darme cuenta de la demanda física que efectivamente requiere, algo muy lejano a lo que me imaginaba inicialmente y que creía que podía manejar sin dificultades. Los días eran largos y atareados, a pesar de que amanecía cerca de las ocho de la mañana y oscurecía alrededor de las cinco de la tarde. Disfruté de cada recorrido en tren, con los espectaculares paisajes de fondo, cada subida a la montaña y de las pocas veces que nevó.

 

Todo el trabajo de los Jóvenes Periodistas se publicó en el sitio web del COI, en el sitio oficial de Lillehammer 2016, y en la página del Youth Information Service (YIS), y  fue distribuido a los Comités Olímpicos Nacionales, a las Federaciones Internacionales y  tuvo una gran repercusión en toda la prensa alrededor del mundo.

 

Tuve la oportunidad de trabajar en un ambiente altamente profesional, con reconocidos periodistas y fotógrafos de distintas partes del mundo, que contaban con una vasta experiencia en la cobertura de Juegos Olímpicos. Esto me permitió no solo adquirir conocimientos de cómo cubrir el máximo evento deportivo, cultural y social del mundo, sino también me proporcionó herramientas que me servirán para aplicar en mi profesión como periodista y a ayudar a desarrollar el movimiento olímpico en la Argentina.

 

Los Juegos Olímpicos de la Juventud no son solo acerca de los deportes y de la competencia, sino también sobre como hacer amistades y relacionarse con jóvenes de todo el mundo. Ese espíritu fue el que se vivió durante los 12 días en Lillehammer, ciudad que recibió a miles de personas de distintas partes del mundo para celebrar el deporte, la juventud y la cultura.

 

Verdaderamente creo que los Juegos Olímpicos de la Juventud y el Programa de Jóvenes Periodistas, tanto en Nanjing 2014 como en Lillehammer 2016, me han ayudado a mejorar mis habilidades como periodista y como persona. Así inició el camino para alcanzar mi sueño de cubrir los Juegos Olímpicos, una ilusión que se hará realidad en Río 2016.

 

Por Carolina Cabella

Visto 1781 veces
Más en esta categoría: « LILLEHAMMER 2016 LLEGO A SU FIN